Escuchar audio

Faltan diagnósticos sobre las tendencias del crecimiento urbano que vive hoy la CDMX

        

  • Aumento de la densidad urbana en delegaciones centrales de la ciudad se ha expresado en un crecimiento vertical que para nadie pasa desapercibido

  • El libro “Tendencias territoriales determinantes del futuro de la Ciudad de México” identifica y valora los distintos fenómenos que están aconteciendo en la cuenca del Valle de México

 

Por Antena Radio / 3a. Edición  / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con Francisco Calderón Córdova / IMER - Horizonte 107.9 FM, - 1220 AM y - Radio México Internacional (a todo el mundo) / Ciudad de México /  31 de julio de 2017.

 

 

Durante los últimos 15 años –en los que he enfocado mi desempeño profesional al estudio y atención de la problemática ambiental y urbana de la Ciudad de México-, he percibido una ausencia notable de diagnósticos que sirvan a los tomadores de decisiones para el diseño de políticas públicas en materia de crecimiento urbano. Cualquier programa, acción o herramienta jurídica y administrativa que pretenda aportar a la construcción de una ciudad sostenible (como es nuestro compromiso de país frente a la Convención Marco de Cambio Climático, a la Agenda 2030 y a los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU), requiere de una visión de conjunto que refleje con claridad la problemática y, sobre todo, los retos que enfrenta nuestra megalópolis. 

El pasado jueves, leyendo la columna de Héctor De Mauleón, en El Universal, me encontré con que hace unos meses el Centro de Investigación en Geografía y Geomática “Ingeniero Jorge L. Tamayo” (o Centro Geo del Conacyt, como muchos le conocemos) -en colaboración con el Consejo Económico y Social de la Ciudad de México y la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno capitalino- publicó un libro que reúne diversas investigaciones a partir de las que bien podríamos identificar las tendencias actuales del crecimiento de la capital del país. 

El libro “Tendencias territoriales determinantes del futuro de la Ciudad de México” identifica y valora, a partir de evidencia sólida, los distintos fenómenos que están aconteciendo en el territorio de la cuenca del Valle de México y cuya atención merece la concertación de esfuerzos gubernamentales, sí, pero también por parte de todos quienes aquí habitamos. 

 

 

Si queremos asegurar que para el año 2030 todas las personas tengan acceso a la vivienda y a servicios básicos adecuados; si pretendemos proporcionar el acceso a sistemas de transporte eficientes y mejorar la seguridad vial; y si buscamos aumentar la urbanización inclusiva y sostenible incorporando plenamente a la participación ciudadana en la planeación y gestión del desarrollo, entonces habrá mucho que reflexionar sobre el cómo estamos haciendo hoy las cosas para lograrlo. Problemas como los usos del suelo y las densidades en la ocupación del territorio, la conectividad y la superación de las distancias, así como la coordinación entre órganos y órdenes de gobierno, requieren de una visión y de un tratamiento muy distinto al que hoy estamos dándole al fenómeno del crecimiento urbano. 

La manera en que hemos venido ocupando el territorio de la Ciudad de México, al menos durante los últimos 70 años, nos ha colocado en una ruta en la que se vislumbra un destino ciertamente caótico. Hay que decirlo: literalmente, hemos enterrado a los más de 40 ríos que corrían por la cuenca, dificultando la viabilidad hídrica de la ciudad; durante las últimas tres o cuatro décadas, la mancha urbana avanzó hacia el norte y el oriente del territorio (con graves deficiencias de infraestructura y de calidad de vida); en los últimos 15 años, el desdoblamiento urbano se ha apropiado del sur y el sur poniente de la capital, mermando sensiblemente a las áreas de humedales y a los bosques más importantes de la cuenca. 

Y, por otra parte, el aumento de la densidad urbana en el primer contorno o delegaciones centrales de la ciudad, se ha expresado en un crecimiento vertical que para nadie pasa desapercibido al constatar la aparición de grandes edificios, por una parte, y la saturación de la infraestructura urbana y de servicios, por la otra.

 

 

Los estudios incluidos en el libro “Tendencias territoriales determinantes del futuro de la Ciudad de México” (del Centro Geo, de Conacyt), pero también las numerosas investigaciones que sobre la ciudad ha publicado la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX (PAOT), son un riquísimo compendio de materiales a partir de los cuales es posible perfilar diagnósticos de gran valía para el diseño y la gestión de las políticas públicas.

Yo invito a nuestra audiencia a que busque y lea estos novedosos materiales (disponibles gratuitamente en Internet) y, así, conozca con mayor profundidad los problemas que hoy aquejan a nuestra ciudad; pero, sobre todo, para que con base en información bien documentada podamos imaginar a la ciudad que queremos y -desde luego- exigir programas incluyentes y participar activa e informadamente en su construcción.

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón