Escuchar audio

Fundamental, el apoyo de comunidades locales en la conservación de la vida silvestre del país

  

 

 

*  El tráfico ilegal de especies ha significado el crecimiento de la violencia y del armamentismo al desafiar al estado de derecho; es un grave problema mundial

 

* México cuenta con un inventario nacional de su riqueza biológica -a través de la CONABIO-, pero aún así hay desconocimiento y desinformación sobre el tema

 

 

 

Por Antena Radio / 3a. Edición  / Sección Medio Ambiente, ¿Qué puedo hacer yo?, con Francisco Calderón Córdova / IMER - Horizonte 107.9 FM, - 1220 AM y - Radio México Internacional (a todo el mundo) / Ciudad de México /  2 de marzo de 2015.

 

 

El día de mañana -3 de marzo- se conmemora el Día Mundial de la Vida Silvestre (o para algunos el “Día Mundial de la Naturaleza”), una efeméride que fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre del 2013 y celebrada por primera ocasión en el año 2014. La fecha coincide con el día de la adopción internacional –en 1973- de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), y con ésta se busca que en todas las naciones se reconozca el valor intrínseco de la fauna y la flora silvestre del planeta. 

 

 

Sólo reconociendo sus aportaciones ecológicas, genéticas, sociales, económicas, científicas, educativas, culturales, recreativas y estéticas –entre otras-, podremos valorar el aporte que tienen todas las especies de vida silvestre para el desarrollo sostenible y el bienestar de la humanidad.

Como lo he comentado en este espacio en reiteradas ocasiones, una tercera parte de los seres vivos, plantas y animales, se encuentra hoy amenazada en algún grado. De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), alrededor de 21 mil 286 especies –de un total de 71 mil 576 evaluadas a través de su Lista Roja- están hoy en peligro de extinción. Y la velocidad en la que están desapareciendo especies animales o vegetales en el planeta, es alarmantemente rápida; se calcula que es mil veces superior a la tasa natural observada en registros fósiles.

Y hay que decirlo: sí es posible revertir esta tendencia. Así lo demuestran muchas de las acciones dirigidas a la conservación en distintas partes del mundo (incluido México), donde se ha podido constatar una disminución de hasta una quinta parte del ritmo actual de extinción de especies. El papel de las comunidades locales en este esfuerzo de conservación del capital natural del país es fundamental.  

En este segundo año de conmemorar el Día Mundial de la Vida Silvestre, la Organización de las Naciones Unidas ha señalado puntualmente una de las actividades que está mermando y llevando a la extinción a numerosas poblaciones de flora y de fauna en el mundo: el tráfico y el comercio ilegal de especies. Estas actividades no sólo atentan contra la naturaleza y la riqueza material de los países, sino también han significado el crecimiento de la violencia y del armamentismo al desafiar abiertamente al estado de derecho en numerosas regiones del planeta.  

Quizás el ejemplo más notable sea la región sureña del continente asiático, donde más de dos terceras partes de su diversidad biológica se ha perdido ya; sin embargo, éste es un fenómeno presente en países megadiversos, como lo son México, Brasil o Colombia. 

 

 

Reconociendo este gravísimo problema, la consigna del Día Mundial de la Vida Silvestre de este año reza: It’s time to get serious about wildlife crime” (es tiempo de tomarnos en serio los crímenes en contra de la vida silvestre).  Y una arma fundamental para combatir estos crímenes y para que una comunidad valore la riqueza social que implican las especies silvestres, es la información disponible sobre la flora y la fauna presente en su territorio y en sus ecosistemas. 

En este sentido, México es uno de los pocos países que cuentan con un inventario nacional sobre su diversidad biológica y que, de manera abierta, lo da a conocer no sólo a su población sino al mundo entero. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), dirigida por el equipo del doctor José Sarukhán, ha realizado y realiza una labor que es orgullo nacional y ejemplo internacional en la valoración de los numerosos ecosistemas y de la riqueza natural del país.

No deja de sorprenderme que, aun contando con la información suficiente, se vuelvan virales en las redes sociales noticias falsas como la que, en días recientes, aseguraba falsamente que la Semarnat declaró como extinto ya al borrego cimarrón en el noroeste del país.  

Quizás la mejor manera de conmemorar el Día Mundial de la Vida Silvestre sea el que usted y yo, estimado y estimada radioescucha, busquemos y hagamos uso de la información disponible (como la que nos da la CONABIO o la misma Semarnat) para conocer de manera objetiva sobre la enorme diversidad de la vida silvestre en el país. Sólo así conoceremos y sabremos entender cuál es la dimensión de nuestra responsabilidad personal y comunitaria en este tema.

 

 

Diversidad Ambiental ©, es una publicación virtual de Paco Calderón